Hipoacusia sensorial: el déficit auditivo que afecta a personas cada vez más jóvenes

F50c152c7848dac24210d3ad3ad22154 M

La exposición al ruido es más frecuente de lo que pensamos e incluso forma parte de nuestro estilo de vida actual. El problema, además, está en que cada vez más pronto, en personas más jóvenes, se están detectando casos de pérdida de audición o de hipoacusia, consecuencia principalmente de nuestros hábitos de vida, sobre todo de la constante exposición al ruido que se produce en las ciudades, así como al uso inadecuado de los auriculares.

 

“La contaminación acústica de las ciudades influye negativamente en la audición y también se asocia a otros trastornos cardiovasculares y deficiencias cognitivas en los menores. Junto a patologías como alteraciones o síndromes genéticos e infecciones, en la actualidad uno de los factores determinantes que pueden influir en nuestra salud auditiva es la exposición constante al ruido”, advierte el doctor Joaquín Alacio Casero, jefe de Servicio de Otorrinolaringología del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo de Madrid.

El especialista llama la atención sobre el hecho de que España sea uno de los países más ruidosos del mundo, siendo muchos los ruidos a los que estamos sometidos en nuestro día a día sin ser conscientes, como el generado por el tráfico de las ciudades, por los aviones, las discotecas y bares musicales, así como por la maquinaria de obra y de construcción, entre otras. Sin embargo, la exposición prolongada a niveles elevados de ruido puede ser perjudicial para nuestra salud y para nuestra calidad de vida.

 

Igualmente, advierte de que el uso constante de los auriculares para escuchar música, hablar por teléfono y visualizar vídeos también nos expone a sonidos fuertes de manera prolongada, algo que puede resultar especialmente perjudicial en los jóvenes. “Tal y como pone de manifiesto la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL), el uso inadecuado de auriculares está condicionando que la pérdida auditiva aparezca a edades cada vez más tempranas, adelantando la aparición de déficit de audición asociado a la edad en unos 20 años”, informa el otorrinolaringólogo.

 

Según recoge la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que una tercera parte de la población mundial y 3 de cada 4 habitantes de las ciudades industrializadas presentan algún grado de pérdida de audición a causa de la exposición al ruido. Por eso, el doctor Alacio Casero ve muy importante concienciarse de la importancia de su detección precoz para evitar que la sordera se agrave.

 

Cómo influye el ruido en la pérdida auditiva


Cuando nos exponemos a sonidos penetrantes de forma repetitiva o a un único ruido de alta intensidad, se origina un deterioro de la audición, que será más o menos grave dependiendo de cuánto tiempo hayamos estado expuestos a esos ruidos, en función de cómo sea su intensidad y frecuencia y de la vulnerabilidad de cada caso.


Concretamente, destaca que uno de los tipos de sordera relacionados con la exposición a ruidos muy fuertes es la hipoacusia sensorial, que suele estar causada por traumas acústicoslesiones en el oído interno. “Este problema auditivo comienza con un cambio temporal del umbral auditivo, lo que hace que las personas afectadas sientan sus oídos taponados durante horas o días. Cuando la exposición al ruido se prolonga, el desplazamiento de umbrales se hace permanente y se establece una sordera irreversible”, señala.

 

Además, el jefe de servicio de Otorrinolaringología del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo de Madrid puntualiza que esta pérdida de audición repercute primero en los sonidos agudos e irá empeorando cuantas más veces nos expongamos a sonidos fuertes, puesto que es acumulativa.

Consejos para prevenir la pérdida de audición


Con todo ello, este especialista considera que es importante tomar precauciones al utilizar los auriculares y regular el volumen de los reproductores de música, moderando el mismo y limitando el tiempo de uso. “Estamos llegando a un punto en el que los dispositivos móviles envían una notificación cuando detectan que el volumen de los auriculares está siendo superior al recomendado durante su uso”, recuerda.

Aquí también resalta la necesidad de prevenir el ruido producido por otros aparatos como la televisión, la radio y otros dispositivos electrónicos, en los que también debemos vigilar su volumen.


Otro de los consejos del doctor Alacio es evitar ruidos en las horas de descanso, al mismo tiempo que sugiere limitar nuestra estancia en ambientes ruidosos o actividades de ocio con niveles muy altos de ruido como conciertos o discotecas, por el daño que podemos ocasionar en nuestros oídos.

 

A su vez, este experto del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo dice que no hay que olvidar la importancia de acudir a las revisiones, así como consultar con los especialistas en caso de detectar cualquier anomalía, puesto que las pérdidas de audición pueden agravarse y son complicadas de identificar al comienzo.

 

“En la mayoría de los casos, los pacientes con problemas en la audición no notan los cambios hasta que ya es demasiado tarde y el problema está muy avanzado. Por eso se hace cada vez más necesario incentivar entre la población la realización, dentro de su chequeo anual, de un estudio de los niveles auditivos”, sostiene este experto.


Fuente: https://www.larazon.es/sociedad/20220530/u2xl2f3fv5hrdjqkmhj66e6hki.html

Regístrate y mantente al corriente de todo lo que publicamos en nuestro blog.

Recibirás un correo cada vez que publiquemos una nueva entrada en nuestro blog. No lo utilizaremos para enviarte publicidad ni contenido que no hayas solicitado. En cualquier momento podrás darte de baja de la suscripción.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *